23 may. 2014

Bartolomé- Una novela de Miguel del Rey



Bartolomé.
Una Novela de Miguel del Rey.

  • C. Copyright: J. Miguel del Rey, 2013
  • V-2116-13-Texto, imágenes y portada.
  • 1ª Edición, Abril 2014
  • Depósito Legal: V-946-2014
  • ISBN: 978-84-616-7791-7

El devenir de una familia sirve de vehículo para introducirse en la sociedad rural de la comarca de la Marina y las montañas del interior y narrar el ocaso del Antiguo Régimen y el cambio al liberalismo, describiendo ambiente físico de unos lugares y el perfil humano de unos personajes, en los finales del s XVIII  e inicios del XIX. Incluye un complejo repertorio de personajes, unos reales y otros ficticios, donde conviven representantes del poder señorial junto a personajes populares, ilustrados, caciques, frailes visionarios y bandoleros.

Notas del Autor:
QUÉ LLEVÓ A ESTE PROYECTO LITERARIO.-
Fue el robo acaecido en una masía de La Marina, el espacio vacío y violentado de lo que en otro tiempo fue una casa llena de vida, documentaciones tiradas por los suelos y el sentimiento de pérdida de algo, me llevaron a recomponer una documentación despreciada por los ladrones y tras componerla, clasificarla, leerla…, pensé que toda esa documentación contaba unas vidas, unos hechos de valor,  conocí cosas que habían ocurrido de interés para interpretar parte de nuestra historia como pueblo.
El libro es de alguna manera un homenaje a un tiempo pasado, a una historia que ya no volverá. Pensé que quizás fuera capaz de dar noticia de ello. Cuestión difícil, pues era una documentación fragmentaria. Necesitaba pues una historia que hilara estos fragmentos , que diera coherencia … deseaba huir de una exposición fría de datos, cifras, nombres. 
SOBRE EL LIBRO:
La novela toma como vehículo el devenir de una familia, pero lo que en verdad le interesa al autor es narrar los cambios acaecidos en aquella sociedad de finales del s XVIII, la que vivo el ocaso del Antiguo Régimen, como decía en el Mundo el otro día Bel Carrasco, para  introducirse en el Liberalismo. Esa sociedad que vivió unos tiempos convulsos como nunca los había habido en época moderna, y narrar el ambiente físico y humano de unos personajes, unos momentos y unos lugares. 
Incluye un complejo repertorio de personajes, unos reales y otros ficticios, donde están representados el poder político y económico del reino, dentro de una estructura social en la que conviven representantes del poder señorial junto a personajes populares, ilustrados, caciques, frailes visionarios y bandoleros
El libro, que empezó siendo una crónica con licencias literarias, se transformo hasta convertirse en una novela.    Allá por la versión ventitantos hubo una rebelión de los propios personajes y estos reclamaron cada vez más protagonismo , solicitaban su propia personalidad, no acababan de obedecerme…   Ello me obligo a incorporar una serie de acciones que les permitieran a cada uno desarrollar su propia naturaleza: Luisa, después de su etapa alteana y tras huir de la casa familiar en Gorga, marcha a Valencia a vivir su soltería en un intento de liberarse de la presión social y familiar. Froylana, la tía del protagonista, tras la muerte de su hermano, deja su papel secundario para convertirse en señora del mayorazgo y despliega su particular visión del mundo, la de una ilustrada que es capaz de intuir los cambios que se avecinan: la visión de una mujer inteligente, más abierta a los cambios que los protagonistas masculinos. Mariana, que tras la muerte de su marido, intenta vivir de acuerdo a sus sentimientos, para lo cual pone firmes a su hijo, que desea tomar el papel del padre…
 Y es que el libro, a pesar de su nombre masculino, es una novela donde las protagonistas son las mujeres; mujeres con casta, bravas, recogidas en cierta manera en casa, pero capaces de dominar los hilos de la sociedad.
Se estructura como una historia narrada en dos tiempos:
- Una primera, el primer libro, ocurre en una semana, la de pascua de 1786 en Altea. Ello nos da pie a acercarnos a una sociedad y a unos personajes, a unos paisajes físicos y humanos, dentro de un tempus largo, dilatado, muy descriptivo, pues la novela empezó, como ya he dicho, como una crónica en la cual se pretendía dar una información que se pretendía dar a conocer: protocolos, listados de producciones, relaciones comerciales entre instituciones y diversas familias, protocolos de matrimonios, etc…
- El segundo de los tiempos de la novela es más largo, quizás menos intensa, pero donde la acción esta mas presente, la trama es más viva. La velocidad aumenta y los sucesos se acumulan, los personajes expanden su interland vital. La historia intenta abandonar lo local para hacerse más universal. Dos generaciones se suceden y en ellas se sigue contando la historia de Bartolomé y sus circunstancias.
LAS FUENTES DE DOCUMENTACIÓN
La acción se apoya en hechos acaecidos y documentados a partir de escrituras, protocolos notariales, cartas, restos de bibliotecas privadas de este tiempo, noticias publicadas en diarios, tradición oral, etc., procurando una visión compleja de una sociedad que contempla atónita el hundimiento de un mundo al son de sucesos revolucionarios en Francia, guerras en el sur europeo, la pérdida de las Colonias americanas, ciclos económicos, crisis y malestar social…, cuestiones todas ellas que aprovecha el liberalismo para conquistar el poder.
Todo ello llevó meses y quizás algún año de lecturas de estudios sobre esa época, monografías sobre familias vinculadas, algunas de ellas publicadas. Tras la novela no puedo evitar la influencia de las obras de mis autores favoritos; obras que ustedes descubrirán durante la lectura. Todo ello lo verán reflejado en ni apartado de agradecimientos, pero quiero hacer una mención especial, en particular a José Antonio de Cavanilles y sus “Observaciones…”, que me han acompañado en las descripciones del paisaje valenciano de la época. Viajar con tan augusto personaje tuvo su gratificación, una sorpresa muy agradable que me deparó su libro al encontrar en él una cita a dos de los personajes de mi novela, a Miguel y Antonio Olcina y sus casa de Gorga, donde se desarrollan algunas escenas de esta obra, y en la cual descanso de sus correrías mientras visitaba los Valles de Ceta y Trevadell.
El libro está en sus manos, son ustedes y su juicio, quienes determinaran su valor. 




Presentación de Rafael Llorca Signes- 17-05-2014-Altea

BARTOLOMÉ
L’autor, Miguel del Rey Aynat, Altea 1948, és Arquitecte i Catedràtic d’Universitat. Especialista en Paisatge, Jardineria, Patrimoni i Arquitectura Rural ha escrit varies obres d’aquestes especialitats, i rebut varis premis, a banda de escriure també una Guia d’Altea. La publicació que presentem ara és la seua primera obra de ficción.
Aquesta obra, en primer lloc, està molt ben escrita. Amb un castellà adient, emprant expressions de l'época i respectant els noms patronímics originals en valencià: alcoleches, els noms dels carrers, roders. Garrofera, etc...
No és una novel.la històrica sinó una història novel.lada, amb una gran informació de l'epoca de finals del segle XVIII i principis del segle XIX, del que passa a Europa i al regne d'Espanya i les seues conseqüències més properes i concretes a Altea i la seua comarca. Contada en forma de novel.la per a què resulte més entretinguda la seua lectura i ho aconsegueix amb un excel.lent resultat. Ho fa, a través d'una trama basada en una saga familiar, amb les seues polítiques de matrimoni i herències, i de les relacions socials i afectives entre ells i els seus coetanis: criats, treballadors, encarregats de les finques, veïns, etc...
Els diàlegs, són molt encertats, on el llenguatge està mols adequat als personatges (sorprén que sàpiga tan bé com parlen les dones). El matriarcat existent queda molt ben reflexat: manen les dones. La jerarquia social i política del poder existent a la comarca i la seua relació amb la jerarquia de València i de l'Estat central està molt ben explicada. Quant a la part de l'economia, n'hi ha un capitol exclusivament dedicat a aquest tema, on queden exposades amb tota la senzillesa possible, sense oblidar el rigor, totes les teories econòmiques del moment i la seua pràctica a la comarca i al regne d'Espanya.
Sorprén conéixer que Altea era un viver d'oportunitats de negoci, d'enriquiment i de treball: n'hi havien mines de ferro i basalt, comerç marítim dels productes de la comarca i dels que emportaven de tornada, indústria agro-alimentària amb les panses, producció de seda, etc..., a banda de la pesquera i l'agricultura (blat, vinya,...), que després s' enfonsà per les qüestions econòmiques i polítiques que van anar donant-se, al llarg del temps. Però, és molt significatiu les dades de la població d'Altea, la qual es va quintuplicar.
Al llibre es decriuen les relacions galants amb les dones, com es feien els noviatges, d'amor i/o interés i tot el que es menejava al seu entorn. La descripció tan detallada de la moda, de com vesteixen els protagonistes, com diria Pepe Rovira, ens mostra una “escriptura que sembla que no tingui pressa, mentre ens fa veure la pressa de l'existència”.
Hi apareixen un grapat llarg de personatges (molts reals) i un els va agafant la identitat a poc a poc i es va familiaritzant amb ells, sense dificultat. A més que aquests personatges estan molt ben dibuixats i definits, tant en el seu aspecte extern com en la seua psicologia i pràctica vital.
Sembla ser que la cursa militar té molta importància en aquest temps passat com a eixida professional, sobretot per als fills no majors que no heretaven quasi res pel sistema del majoratge existent que donava el gros del patrimoni al fill major.
Gran era el poder de l'església, que aquesta família aconsegueix defugir en gran part i que anomenen com a “las manos muertas”. Estremix el relat de les diferències de classes i el rebuig, que experimenta aquesta família, de les classes més pobres. Però, sobretot, per a un habitant o visitant actual, el sorprendria saber que el paisatge que ara disfrutem, a l'entorn d'Altea, és tan diferent d'aquell d'aleshores: un terme habitat en gran part per arbres de moreres, el blat, les oliveres, les vinyes i molts poquets tarongers.
Un dels grans encerts de llibre està en els diferents nivells de lectura que es poden donar. N'hi ha lector que es quedarà més amb la trama dels personatges i en com anaven vestits, en l'arquitectura, i d'altre es fixarà més als paisatges i de com era el poble antic, etc… Això facilita la lectura a un nombre major i més variat de gent
Un pot sentir el soroll de l'aigua a la sèquia major, colcar damunt d'un cavall i menejar-se dalt al seu ritme, o trotar amb ell sobre camps d'oliveres, viatjar en carro per la Serra Bèrnia, atemorir-se davant d'un interrogatori de roders que te n'ixen al mig del camí , visitar una venta en plena muntanya i les ermites al camp, repirar la humitat de la nit amb una manta al coll, disfrutar d'una eixida de sol del segle passat o de la vista d'un cel amb estrelles sense cap llum artificial a prop, però, també, olorar el comí i la canella de les pilotes de carn picada i extasiar-se amb els dolços d'ametlla que hi descriu i fer-se una idea de com sonen els madrigals de Boccherini, encara que no els hages escoltat mai de la vida.
En definitiva, un pot informar-se i sorprendre's amb el retrat de la vida qüotidiana dels nostres avantpassats en els aspectes econòmic, polític, sociològic, humà, arquitectònic, de la moda, históric, etc...i gaudir, com si estigueres veient una sèrie o una tele-novel.la de les intrigues familiars i dels personatges, que hi apareixen. Tot un món molt complex i que en Miquel ha sabut reproduir per a goig de tots nosaltres d'una manera entretinguda, calmada, verosímil, didàctica i emocionant.
Un esqueixat esforç coronat amb un notable éxit. Moltes gràcies Miquel per aquest regal que ens has fet.



BARTOLOME
El autor, Miguel del Rey Aynat, Altea 1948, es Arquitecto y Catedrático de Universidad. Especialista en Paisaje, Jardinería, Patrimonio y Arquitectura Rural ha escrito varias obras de estas especialidades, y recibido varios premios, por las mismas,  además de escribir también una Guía de Altea. La publicación que presentamos ahora es su primera obra de ficción.
De entrada, decir que está muy bien escrita. Con un castellano adecuado, empleando expresiones de la época y respetando los nombres patronímicos originales en valenciano: alcoleches, los nombres de las calles, roders (bandoleros), garrofera, etc...
No es una novela histórica sino una historia novelada, con una gran información de la época de finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, de los hechos más significativos acaecidos en Europa y en el reino de España así como de sus influencias más próximas y concretes en Altea y su comarca. Contada en forma de novela, resulta más entretenida su lectura , desarrollada a través de una trama basada en una saga familiar, con sus políticas de matrimonio y herencias, y de las relaciones sociales y afectivas entre ellos y sus coetáneos: criados, trabajadores, encargados de las fincas, vecinos, etc...
Los diálogos, son muy acertados, con un lenguaje muy adaptado a los personajes (sorprende que sepa tan bien como hablan las mujeres). El matriarcado existente queda perfectamente reflejado: mandan las mujeres. La jerarquía social y política del poder existente a la comarca y su relación con las autoridades de Valencia y del Estado central está muy bien explicada. En cuanto a la parte de la economía, hay un capitulo exclusivamente dedicado a este tema, quedando expuestas con toda la sencillez posible -sin olvidar el rigor-, todas las teorías económicas del momento y la su práctica en la Marina Baixa y en el reino de España.
Sorprende conocer que Altea era un vivero de oportunidades de negocio, de enriquecimiento y de trabajo:  habían minas de hierro y basalto, comercio marítimo con los productos de la comarca y con los que se traían de vuelta, industria agro-alimentaria con las pasas, producción de seda, etc..., además de la pesca y agricultura (trigo, viña,...), que después se hundió por las cuestiones económicas y políticas que  se fueron dando, a lo largo del tiempo. Es muy significativo el dato de que la población de Altea se quintuplicó.
En el libro se describen las relaciones galantes con las mujeres, como se formaban las parejas de novios, por amor y/o interés y todo lo que se movía a su alrededor, y una descripción tan detallada de la moda, de como visten los protagonistas, que se le puede aplicar lo que dice Pepe Rovira: “una escritura que parece que no tenga prisa, mientras nos muestra la prisa de la existencia”.
Aparecen una gran cantidad de personajes (la mayoría reales) y les vas captando la identidad poco a poco y te vas familiarizando con ellos, sin dificultad. Además de que estos personajes están muy bien dibujados y definidos, tanto en su aspecto externo como en su psicología y práctica vital.
Parece ser que la carrera militar tiene mucha importancia en este tiempo pasado como salida profesional, sobretodo para los hijos no primogénitos que no heredaban casi nada por el sistema del mayorazgo existente que daba el grueso del patrimonio al hijo mayor.
Grande era el poder de la Iglesia, del cual esta familia consigue salvarse y que nombran como  “las manos muertas”. Conmueve el relato de las diferencias de clases y el rechazo, que experimenta esta familia, de las clases más pobres, por su fasto exhibicionista. Pero, sobre todo, para un habitante o visitante actual, le llamaría la atención saber que el paisaje que ahora disfrutamos, en el entorno de Altea, es tan diferente como el de entonces: un término habitado en gran parte por árboles de moreras, el trigo, los olivos, las viñas y muy pocos naranjos.
Uno de los grandes aciertos del libro está en los diferentes niveles de lectura que se pueden dar. Habrán lectores que se quedarán más con la trama de los personajes y en como iban vestidos que con la arquitectura, y otros se fijarán más en los paisajes y como era el pueblo antiguamente, etc… Esto facilita la lectura a un número mayor y más variado de gente.
Uno puede escuchar el ruido del agua en la acequia, cabalgar sobre un caballo y a su ritmo, trotar con él sobre campos de olivos, o viajar en carro por la Sierra Bèrnia; atemorizarse ante un interrogatorio de bandoleros que inesperadamente salen al camino, visitar una venta en plena montaña y las ermitas en el campo, respirar la humedad de la noche o disfrutar de una salida del sol del siglo pasado o de la vista de un cielo estrellado, pero, también, oler el comino y la canela de las pelotas de carne picada y extasiarse con los dulces de almendra que describe, incluso de hacerse una idea de como sonaban los madrigales de Boccherini, aunque nunca en tu vida los hayas escuchado
En definitiva, puedes informarte y sorprenderte con el retrato de la vida cotidiana de nuestros antepasados en los aspectos económico, político, sociológico, humano, arquitectónico, de la moda, histórico, etc...y disfrutar, como si estuvieras viendo una serie o una tele-novela de las intrigas familiares y de los personajes, que allí aparecen. Todo un mundo muy complejo y que Miguel del Rey ha sabido reproducir para alegría de todos nosotros de una manera entretenida, calmada, verosímil, didáctica y emocionante.
Un esmerado y meritorio esfuerzo coronado con notable éxito.
Muchas gracias Miguel por este regalo que nos has hecho.



Fragmento de la presentación de la Novela “Bartolomé”  por Enric Mateu, Valencia 22 de mayo de 2014.


La  novela se estructura en dos tiempos. El primero de ellos titulado Tiempos de juventud que corresponde a los años finales del reinado de Carlos III y a los primeros de Carlos IV. Es el tiempo de la Ilustración con su objetivo de asegurar a los hombres la felicidad mediante el uso de la Razón. En este contexto los Calzas: Sebastián y  Froylana, servidores del Marqués de Aríza, pretenden la creación de un mayorazgo, pieza fundamental en el sistema de propiedad del Antiguo Régimen.

Conocemos que Sebastián es lector consumado, que posee una biblioteca y en ella libros prohibidos por el Santo Oficio, que vive la vida y el amor con plenitud no exenta de artificios estéticos y con alegre irresponsabilidad. Ya leerán sus aventuras con Carmen, su amante, mujer fuerte a la que rompe el corazón pero no quiebra su personalidad. Otra mujer Froylana lo devolverá al redil de la familia y sus obligaciones.
Con Bartolomé viajamos por las tierras de Altea y nuestro novelista nos guía por los campos y sirviéndose de las palabras pinta cuadros donde advertimos formas llenas de color, volúmenes con contornos, y sobre todo, es mi opinión, destaca la luz que ilumina todo el paisaje. Luz que traspasa su sentido físico para aflorar una sensibilidad exquisita.
Todo este mundo que musicalmente definiríamos como mozartiano, lleno de alegría de vivir que rompe, en ocasiones las tristes costuras de la Iglesia y el Santo Oficio queda roto y cuestionado por la Revolución Francesa. Y aquí entraríamos en la segunda parte titulada: La plenitud: Tiempos convulsos. Continuando con el paisaje, ahora ya no se describen las tierras ordenadas para el cultivo según las reglas de la agronomía ciencia traída de la dulce Francia. Ahora el paisaje es agreste, amenazador, sombrío, un escenario con el telón de una Sierra de Aitana misteriosa incluso peligrosa si uno se adentra en ella. El aumento de bandoleros, su creciente importancia anuncia como los rayos el inicio de la tormenta histórica que va a vivir España. Bartolomé, caballero ilustrado y leal monárquico, debe navegar a partir de ahora en el proceloso mar de la revolución. Mantendrá firme el timón, pero no le gusta la peligrosa navegación que hace y las costas  lejanas a donde se dirige le producen temor e insatisfacción.


Critica de Teresa Argiles
Taller de escritura “El libro durmiente”

Título: Bartolomé.
Autor: Miguel del Rey Aynat
Miguel del Rey Aynat (Altea, 1948). Arquitecto, Catedrático de Universidad. Autor de diversos textos técnicos sobre teoría del proyecto, paisaje y restauración arquitectónica, entre sus libros se pueden citar Entorno al proyecto (Valencia, 2002), Paisatje y Arquitectura en l’Horta (Valencia, 2003), Lugares (Valencia, 2005), Arquitectura rural valenciana (Valencia, 2008) con doble edición de la obra en valenciano, en 2010. La guía de Altea, que está aún en imprenta será su última obra.
Su trabajo como investigador y arquitecto ha recibido premios en diversas Bienales de Arquitectura y Paisaje. Finalista de los Premios Europa Nostra. Finalista IPremio de Arquitectura Española Príncipe de Asturias. Su obra construida y sus intervenciones en paisajismo y jardinería están publicadas en las mejores revistas especializadas españolas.
Bartolomé, es una autoedición del 2014.
Bartolomé es una crónica de una sociedad ante la crisis del régimen señorial a finales del s. XVIII e inicios del s. XIX. Abarca cinco generaciones de una familia situada en la Marina Baixa del levante español. Retrata perfectamente la vida, sociedad del momento.
Como dice su autor es una historia de ficción apoyada en documentos, escrituras, protocolos notariales, cartas, etc., donde se describe el devenir de una familia de la baja nobleza del sur valenciano durante los momentos de cambio del antiguo régimen. Veremos su trayectoria a través de una trama construida en parte con episodios reales extraídos del archivo documental. Así nos aproximamos a una manera de vivir, adentrándonos en los conflictos e intereses de clase, observando en un primer momento sus relaciones con la aristocracia como modelo dominante, y más tarde con burguesía naciente en estas tierras.
Durante estas cinco generaciones en la que nos sumerge, veremos como todos los poderes se concentran en ciertos personajes de la historia, poder político, económico, eclesiástico. Es la estructura social del momento. Siempre se centrará en el poder que concentra en heredero mayor de la familia, dejando a los otros posibles, al libre albedrío de lo que decida el que recibe todo el poder, el hereu, de esta manera tratan de no desmembrar las posesiones, ni las tierras que trabajarán, pudiendo así crear grandes latifundios. Descubriremos una sociedad en la que la inseguridad está siempre acechada por la piratería y los bandoleros que impondrán su ley en las sierras que circundan la zona. No será ninguna sorpresa descubrir el poder eclesiástico con los terratenientes, cobraran su parte en beneficio propio y en último lugar de la iglesia. La sociedad está arraigada en las creencias de que misas, novenas, rosarios y demás exaltaciones les salvarán del indómito infierno. A lo largo de todos los devenires de la historia se verá la evolución de la sociedad, en sus costumbres cotidianas y en las técnicas y avances del momento para la agricultura y el nacimiento de una industria más moderna. Ya en esta época era buenos degustadores de los salazones, producto muy típico y peculiar de esta zona. Pero una sociedad tan clasista y arraigada en sus costumbres no permitirán ciertas cosas, los jóvenes seguirán siendo dirigidos por sus mayores y planificando sus vidas aunque ellos tratarán de ir introduciendo sus evoluciones tanto de costumbres como de clases.
Es una historia densa y larga que nos transporta a una zona que posiblemente cualquier alicantino conozca y haya transitado por ella. La sierra de Aitana, la de Bèrnia y hasta sin nombrarlo el Montgó, nos llevará a cruzar sus riscos, sus pueblos, con sus ventas del camino para el descanso en esas largas travesías por ellas, sin olvidarnos de que también tendrán que cruzar el Comtat.
 TERESA ARGILES. Taller de escritura “El libro durmiente” 



Entrevista en RNE:


file://localhost/Users/imac/Desktop/REE-%20BARTOLOME-%20enrevista.mp3


No hay comentarios:

Publicar un comentario